El Verdadero Enemigo

ojos-de-chavez

Nací y me crie en Venezuela en donde desde mis 9 años de edad (1998) hasta el presente año (2017) el mismo partido político se encuentra en la presidencia y en la mayoría de los poderes, y de no ser por el destino inevitable para todos, a saber, la muerte de Hugo Chávez en marzo de 2013 serían ya 19 años con la misma persona como la figura del presidente, aunque pienso que Chávez era mucho más que un presidente, si se puede decir, al menos no era uno común y corriente.

 

Muchos acusan al régimen Chavista de dictadura, aborreciendo sus políticas, otros muchos lo idolatraron en vida y mucho más en muerte, ya es bien sabido que personaje público que fallece, personaje público que pasa a ser idealizado, en mi país hay un dicho “todo el mundo es santo después de muerto” y como ya he mencionado en anteriores artículos, se esconden grandes verdades de la cultura detrás de los dichos culturales enraizados. No pretendo complejizar todo el asunto, al menos no por mis mismas manos, pienso, sin embargo, que el tema como siempre en la problemática social, humana, de grupos, es muy compleja en sí misma.

 

Me he preguntado en innumerable cantidad de veces (y me lo sigo preguntando) ¿Qué es realmente la democracia?, que es una pregunta epistemológicamente muy compleja, equivalente a preguntarse ¿Qué es la libertad, el amor…? Pues ante todo hay que estar de acuerdo con que respecto a estas cuestiones siempre hay diferentes puntos de vista, diferentes definiciones y profundizaciones, pero también hay que estar de acuerdo con que no importa cuánto se hable al respecto, ninguna explicación va a dar completamente con la verdad del asunto, sin embargo, no quiere decir que estas cuestiones como la democracia, libertad o el amor, no existan. Es decir, estamos por no decir obligados, sujetos a estas cuestiones, por más que queramos ignorarlas, estas cuestiones existen, tocan y ordenan nuestros cuerpos, aun cuando no sepamos nada al respecto, están intrínsecas en lo que sería ser humano.

 

Pienso que cuando se trata de estas discusiones lo primordial es no dejar de dudar de lo que se asevera, por más que lleguemos a ciertas conclusiones (necesarias para proseguir) o ciertos acuerdos sociales con respecto a alguna de estas cuestiones, necesarias para la articulación de una sociedad, el acuerdo al menos en alguna medida. Pues bien, hay varios de estos términos con lo que quiero que nos quedemos en el proseguir de esta articulación discursiva que estoy llevando a cabo: La Libertad, El Amor, La Democracia, La Dictadura, por último, pero no menos importante La Duda; este último para mi tiene que ver con la principal arma de cualquier ser humano contra el Dogmatismo.

 

Cualquier sistema social, sea cual sea, actual o antiguo, chico o grande en números de población, siempre va a tener fallas, es decir, que está destinado a tener falencias y por consecuencia siempre existirá el sufrimiento entre las sociedades (Malestar en la Cultura, Freud), de diferentes tipos y magnitudes, eso sí, sino no tendría ningún propósito intentar elucubrar sistemas políticos y sociales, son necesarios y más aún es necesario releerlos y reescribirlos constantemente. Hago esta aclaración y hay que convenir que siempre existirá el sufrimiento, sin importar lo bien elaborada que este una ideología o sistema social, puesto que es una aseveración que muchos fanáticos políticos que están muy alienados a una ideología niegan rotundamente (directa o indirectamente) a la hora de hacer cualquier aseveración.

 

¡Pero no hay de que alarmarse! Es lo natural de la vida, no nos sentiríamos nunca saludables si no existiesen las enfermedades y hasta la propia muerte, no existiría la risa, el chiste, básicamente sin sufrimiento no seriamos seres vivos y no tendríamos ninguna especie de regocijo. Es precisamente la capacidad de contraste, de alteridad, de ponerse en duda, de poner el Ser en duda, lo que nos hace crearlo en el movimiento y a eso apuntamos los Psicoanalistas, al rescate del sujeto, del individuo para ponerlo en otros términos. Lo que sin duda nos hace tener una posición irremediablemente democrática, darle más peso al individuo que a la masa.

 

¿Cuáles serían las diferencias fundamentales del sujeto en Democracia y el Sujeto en Dictadura?, suponiendo desde luego la dificultad de determinar en qué estado vive realmente un determinado País, puesto que hay Democracias Dictatoriales y Dictaduras Seudo Democráticas, así como también hay diferentes realidades en cada época, sería lo *Real [1] del momento. Lo que es de mi interés seria echar luces sobre el sujeto en diferentes circunstancias sociales, en una lógica del funcionamiento mismo psíquico, en tanto tienen – o no- ciertas libertades, de elección, sobre todo, porque ¿no es acaso la libertad de elección el principal mástil de la democracia?

[1] *Real: Término del Psicoanálisis Lacaniano, de hechos, que se refiere en este caso a las particularidades de cada tiempo histórico, geográfico y que plantean un antes y un después para la civilización. Por ejemplo: El libre acceso al internet, la invención de la rueda, electricidad, penicilina, etc.

 

En mi país he vivido y observado como de poco a poco, y de más en mas, se fue perdiendo la libertad de elección y fue creciendo cada vez más el amor desmedido por la figura de Chávez y la revolución, subiendo este como mártir, símbolo, ídolo, en un sistema que como idea política plantea a su líder como el pueblo, en reiteradas oportunidades el mismo Chávez afirmaba “Yo soy el pueblo”, es una idea poderosa, que hace masa, hace multitud, fanatiza y no plantea la vida como realmente es en sus términos, y es que en la práctica –ninguno es igual a otro-, y esto no tiene por qué ser malo, lo que pasa es que así las cosas son más fáciles, –si Chávez es el pueblo, y el asevera la victoria, entonces solo lo debo amar a él, seguirlo a él, idolatrarlo a él y a ningún otro-. Es discursivamente, la contracara de la democracia, la pérdida de las libertades individuales, la perdida de la forma propia (del cuerpo) por el de la masa.

 

Por supuesto que este fanatismo no es algo particular del Chavismo, ni de los políticos, supongo que algo de política hay en todo fanatismo, pero fundamentalmente el fanatismo es un modo más de entre muchos para afrontar lo que llamamos vivir, Ser humano, existir. Y no es ni cerca el modo más sano de vivir, ya que el fanático se des – responsabiliza de sí mismo, la culpa siempre está fuera, ya que su líder o su movimiento es “perfecto” y todo tiene que ser hecho para que eso no se derrumbe. Es un sistema de pensamiento estructuralmente dogmático, se puede y se ha vivido en muchos grupos sociales a través de toda la historia de la civilización, en donde nunca falta el ingrediente para cerrar la formula – el origen de todos los malesllámese como sea oportuno llamársele: Capitalismo, las “brujas” para la Iglesia en la Edad Media, los “judíos” para el nazismo, los “inmigrantes” para los norteamericanos, etcétera, etcétera. El punto en común es des-responsabilizar al sujeto.

 

Yo entretanto, y desde bien chico, al único ídolo que le rezo es al de la Duda, la duda de cualquier afirmación, duda de cualquier líder, puesto que es la duda la que hace que lleguemos a los saberes más verdaderos, y la Certeza el origen de toda ignorancia.

 

 

Anuncios

Autor: letrasdeblog

Psicoanalista, Escritor, entre otras cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s